Los Malos hábitos que Aceleran el Envejecimiento CLÍNICA ESTÉTICA VICARIO

Malos hábitos que aceleran nuestro envejecimiento

El envejecimiento de la piel y la aparición de arrugas prematuras es esencial continuar una dieta equilibrada, consumir rebosante agua y prescindir del alcohol y los refrescos con cafeína

El envejecimiento de la piel hace una parte de los procesos biológicos que toda persona debe encarar conforme pasan los años.

Este se manifiesta por medio de la aparición de arrugas, máculas y otras señales que, por su parte, señalan la minoración de la producción de colágeno y elastina.

Aunque existen muchos tratamientos y técnicas profesionales realizadas en las mejores clínicas de estética que asisten a retrasarlo, por norma general, empieza a darse desde los cuarenta y cinco o bien cincuenta años.

Malos Hábitos que aceleran el envejecimiento celular

 

-Sin embargo, de vez en cuando se genera de forma prematura, en tanto que la exposición al sol y la práctica de hábitos perjudiciales pueden apresurar el deterioro cutáneo.

  • El inconveniente es que muchos ignoran cuáles son los factores que influyen en su aparición y, a pesar de emplear productos externos, aprecian la presencia de señales de la edad mucho ya antes de tiempo.
  • Por tal razón es principal identificar las costumbres perjudiciales y, como es lógico, corregirlas antes que provoquen imperfecciones en la piel.

 

1. Dormir mal: 

  • Tener una mala calidad de sueño es uno de los hábitos que, tarde que temprano, le pasa factura a la salud de la piel.
  • Esto es de esta forma por el hecho de que el periodo de reposo es esencial para realizar el proceso de regeneración celular, el que resulta determinante para preservar la piel joven y sana.
  • Dormir menos de siete horas cada día afecta el proceso de oxigenación cutánea y, por su parte, causa inconvenientes como:

Arrugas prematuras, Bolsas y ojeras, Piel opaca, Flaccidez

2. Fumar:

  •  el cigarro provocan un impacto negativo en la actividad celular del organismo. Estas viajan a través del torrente sanguíneo y, aparte de provocar enfermedades, aceleran el envejecimiento de la piel y los órganos internos.
  • Un cigarro contiene cientos y cientos de componentes químicos que estropean la salud cutánea, y aumentan la tendencia a padecer arrugas desde edades tempranas. Además de esto, como asimismo afecta la circulación, interfiere en la oxigenación y alimentación de las células que sostienen la piel sana.

3 Exponerse al sol sin protección:

  • Es cierto, los baños de sol pueden asistir a broncear la piel y, de paso, conseguir una dosis extra de vitamina liposoluble de tipo D, el impacto de los rayos solares acelera el envejecimiento y el desarrollo de inconvenientes cutáneos.
  • Exponer la piel a los rayos UV sin protección daña las células sanas y, aparte de ocasionar arrugas, aumenta el peligro de desarrollar cáncer de piel.

4. Comer mal

  • Llevar una dieta poco saludable, basada en grasas sobresaturadas, azúcares y refinados, es otra de las malas prácticas para preservar la piel joven, los comestibles desempeñan un papel protagonista en la salud cutánea, no solo por el hecho de que le ofrecen nutrientes, sino más bien pues la resguardan y fomentan su reparación.
  • Ingerir comestibles perjudiciales aumenta la presencia de toxinas y grasas en la sangre, lo que provoca imperfecciones como las arrugas y el acné.

5. Consumir poca agua:

  • La hidratación es un pilar fundamental para la salud cutánea, puesto que las células precisan agua para regenerarse y sostenerse en actividad. No consumir suficientes líquidos interfiere en el proceso de renovación de la piel y, al trastocar el pH, causa sequedad, arrugas y pérdida de solidez.
  • Además de esto, el agua ayuda a remover las toxinas que se amontonan en la sangre, con lo que resulta determinante para eludir el envejecimiento.

6. Ingerir cafeína y bebidas alcohólicas:

  • La ingesta excesiva de comestibles y bebidas con cafeína afecta los niveles de humedad de la piel y, tras ocasionar resequedad, conduce a la aparición de signos de la edad prematuros.

7. No tener cuidados cutáneos:

  • La piel precisa cuidados diarios para sostenerse joven, humedecida y con un aspecto saludable.
  • Ignorar los hábitos estéticos, desde la limpieza hasta la hidratación, aumenta el peligro de deterioro prematuro y envejecimiento.

Es esencial estimar que, si bien los cuidados internos tienen mucho que ver, el empleo de productos externos complementa el proceso de alimentación y regeneración.

Lo mejor es acudir a los profesionales de la mejor clínica de estética.

 

0/5 (0 Reviews)
Content Protection by DMCA.com

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies