Conoce como Evitar engordar al dejar de fumar! CLÍNICA ESTÉTICA VICARIO

Evita Engordar al dejar de fumar!

Una de las mayores preocupaciones de los fumadores cuando deciden tomar el paso de dejar el tabaco es el peligro de evitar engordar.

No obstante, las estadísticas muestran que un tercio de las personas que dejan de fumar no ganan peso, y un cinco por ciento aun pierde unos kilogramos. Incluso de este modo, como en la mayor parte de los casos puede haber un incremento, acá tengo unos consejos para quienes están prestos a dar el paso.

1º Antes de dejarlo debes reanudar el control de la nutrición y del ejercicio!

Parar de fumar requiere un esmero de voluntad, supervisar la nutrición y practicar deporte asimismo.

Para lograr el éxito es conveniente no estimar hacerlo todo al tiempo. Por tanto, hay 2 estrategias.

La primera es tomar costumbres saludables en materia de nutrición y deporte y después, más adelante, parar de fumar.

La otra estrategia es parar de fumar primero, aguardar unas semanas o bien meses, y después tener un comportamiento más saludable.
Para eludir subir de peso, si bien solo sea de forma temporal, lo aconsejable es hacer este ejercicio de control de la nutrición y de hacer más deporte ya antes de parar de fumar.

Con control no me refiero a hacer dieta, sino más bien a conocer mejor lo que se come, y eludir ingerir comestibles no aconsejables. Lo que se busca es tener buenas costumbres saludables en un largo plazo, no un cambio brusco. Con el deporte, exactamente la misma filosofía.

Se trata de ser más activo, y intentar por lo menos hacer un tanto de ejercicio moderado día tras día.

2º. El efecto de la nicotina

Cuando se deja de fumar, existe a lo largo de unos días una dependencia a la nicotina. Si se deja de fumar, la carencia de nicotina puede provocar agobio, ansiedad, y una subida del hambre.

Para eludir esos efectos indeseables, en general se aconseja tomar un tratamiento sustitutivo (parches o bien chicles, entre otras alternativas).

No tiene efectos dañinos ni sostiene la dependencia al tabaco, al unísono que actúa sobre el metabolismo y frena la toma de peso.

3º. Eludir el picoteo

Si tras parar de fumar, hay una nueva tendencia al picoteo, es bueno combatir con ella aplicando estos consejos para una nutrición más saludable.
Hace falta tomar verdaderas comidas, incluyendo el desayuno, un factor esencial.
Tomar sopa mientras que se hace el alimento es una opción mejor que picar embutidos, quesos o bien bollos.

No hay que dejar de consumir hidratos de carbono como pan, patata, pasta, arroz. Son comestibles que “llenan” y asisten a eludir antojos fuera de las horas de comida. A propósito, para esos antojos es mejor comer fruta, verduras (tomate o bien zanahoria), o bien algún youghourt ligero que cualquier otra cosa más calorífica.

Asimismo hay que tener precaución con las bebidas.

Lo mejor es tomar agua, puesto que los sodas tienen mucho azúcar.

El café puede por asociación rememorar el cigarro.

El alcohol, a una parte de las calorías, desmelene y puede hacer que se pierda el control y se vuelva a fumar.

4º Hacer más actividad física

El secreto de una vida sana no es ningún secreto.

Como lo hemos repetido muy frecuentemente en este weblog, para vivir mejor hay que alimentarse bien (comida sana, diversificada, bien poco o bien nada de alcohol) y hacer ejercicio.

Este principio obviamente se aplica para una persona que deja de fumar.
Con lo que de nuevo, toca insistir en que es preciso hacer por lo menos media hora de actividad física moderada día tras día. Y no vale concentrar todo el ejercicio sobre el fin de semana. Debe ser algo regular.

En el weblog hemos analizado en la sección de deportes muchas posibilidades, con los beneficios de cada disciplina, no vaciles en echar una ojeada.

5º La Ayuda externa

Existen muchas formas de lograr ayuda.

Desde una charla con el médico de cabecera, hasta programas concretos del Ministerio de Sanidad. En ciertas zonas, aun tienen un teléfono de asistencia a fin de que las personas que dejan de fumar puedan percibir apoyo cuando lo precisen.

6º Buscar estar ocupada

Uno de los mayores inconvenientes cuando se deja de fumar es que se deben mudar las costumbres.

Ya antes, con determinada frecuencia, el fumador se levantaba para ir a tomar un cigarro. Cuando deja el tabaco, esas pequeñas pausas en ocasiones se ven reemplazadas por el picoteo.

Una de las claves para evitarlo es sostenerse ocupado, y buscar nuevos intereses que sostendrán la psique ocupada, y evitarán caer en la tentación de asaltar la nevera.

0/5 (0 Reviews)
Content Protection by DMCA.com

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies