Cavitación - CLÍNICA ESTÉTICA VICARIO Clínica Estética Vicario

La Cavitación que es?

La cavitación es un tratamiento para la reducción de grasa, es una tecnología segura y sencilla para la supresión de la grasa. La mayoría de los quipos de cavitación  son de ondas de sonido ultrasónico de baja frecuencia las cuales transmiten un efecto en las células de grasa, con carácter temporal a la retención de líquidos.

Los tratamientos médico estéticos con la cavitación tienen una duración entre los 15  y 30 minutos de las zona tratadas ( abdomen- cara interna de piernas- nalgas) por ser una tecnología renovadora para la reducción de la grasa.

Cuantos tipos de Cavitación existen?

 


Hay tres tipos diferentes de cavitación: la cavitación común, la ultracavitación y la cavitación médica.

Cuando tratamos de tratamientos médicos se distingue la cavitación común porque utiliza los ultrasonidos de baja frecuencia. Si hablamos de ultracavitación esta tiene un poder y una presión con un potencial de ochocientas veces mayor para tener un efecto el doble de eficiente. Esta es una técnica diferente que consigue obtener mejores resultados en el menor plazo posible y con menos dificultades y menos tiempo para el paciente.

Finalmente distinguimos la cavitación es la cavitación en una sesión quirúrgica, en donde se logran esenciales reducciones en el nivel de grasa localizada. Esta clase de tratamiento se puede efectuar de forma ambulatoria y no en la sala de operaciones.

En que consiste la Cavitación?

  • La cavitación consiste en suprimir tanto la grasa localizada como la flaccidez y la piel de naranja. Es un procedimiento plenamente seguro, sin quirófano, sin dificultades y sobre todo, sin preocupaciones.
  • El paciente consigue una reducción notable de la grasa sin recurrir a tratamientos reafirmantes y cremas que no dan los resultados esperados. Es la opción a las dietas y ejercicio de la gente que esta en su peso idóneo pero no logra deshacerse de esas pequeñas acumulaciones de grasa y celulitis.

La Cavitación para reducir la celulitis

En el proceso de la cavitación se usa una máquina que solo toca la piel. El ultrasonido que emite dicha máquina es capaz de disolver y quitar de la grasa no deseada que se hallan en las células grasas por implosión.
Es un tratamiento no invasivo mas eficiente para el perder peso y en la supresión de la celulitis.
La cavitación no es solo un impulso de ultrasonido de baja frecuencia que conduce al desarrollo físico de microburbujas. La cavitación se ha consolidado en el ámbito de la belleza en los últimos tiempos, desde precedentes ensayos en cirugía y medicina estética de los últimos diez años. Se descubrió que, a través del empleo de estos equipos de ultrasonido a baja frecuencia, se podrían conseguir buenos resultados en concepto de reducción y supresión de la grasa localizada y la celulitis.

Tanto médicos, ingenieros como biólogos han llevado a cabo un análisis progresivo y pruebas para intentar conseguir los efectos más próximos a la cirugía tradicional invasiva como la lipoescultura. La cavitación, en consecuencia, implica el empleo de un dispositivo con una pieza de mano que se pone sobre la piel, dirigido a los depósitos de grasa, de forma que las células grasas, se disuelven con la ayuda de las técnicas de manejo singular. En aproximadamente un corto tiempo la cavitación puede conseguir resultados pasmosos, como la reducción o bien supresión total de la celulitis y la grasa en áreas concretas.
Mas el estudio de la cavitación actualmente prosigue evolucionando continuamente en pos de resultados fiables y sobre todo, seguridad. Es esencial, por ende, recurrir a una compañía seria, que tenga un personal técnico y una preparación eficiente.

Cuanto tiempo dura la sesión de cavitación?

  • Por norma general, primero se realiza un examen de la paciente en situación vertical para acotar las zonas a tratar. Esto se hace con un lapicero demográfico con el que se pinta sobre la piel. Más tarde, se aplica un gel sobre la piel. Por último se administra a través de una sonda de ultrasonido externa singular, y adecuadamente esterilizada, una densidad de potencia de emisión continua 3W/cm2. O sea, después de definir la zona y aplicar el gel, se emiten los ultrasonidos con los que marcha la cavitación.
  • La elección de la frecuencia de emisión de las sondas depende de la profundidad que se quiere de dicha acción: la profundidad de acción muy superficial va de uno con cinco-dos con cinco cm a tres con cinco a cuatro cm o bien más. Cuanto mayor sea la frecuencia de onda, mayor va a ser la profundidad y por consiguiente, mejores los resultados. No se puede aplicar exactamente la misma longitud de onda a todo el mundo puesto que no todas y cada una tienen exactamente la misma cantidad de grasa localizada. La longitud de onda depende por consiguiente de cada paciente.

Cual es la frecuencia en las sesiones de cavitación?

  • La frecuencia con la que debes someterte a las sesiones de cavitación depende de manera directa del nivel y el tamaño de las zonas a tratar como el estado inicial físico de la paciente. O sea, cuanto más grasa debas suprimir, más sesiones van a ser precisas y cuando mayor sea la zona asimismo.
  • Lo normal es que por lo menos se hagan unas tres sesiones y hasta seis, mas esto debe considerarse solo como una guía y en cualquier caso depende del paciente.
  • Asimismo es esencial saber cuánto tiempo debe pasar entre una sesión de cavitación y otra. Por norma general resulta mucho mejor que de una sesión a otra haya entre diez y setenta días, mas asimismo depende de cada paciente. Lo mejor es que consultes con el profesional que te vaya a atender a fin de que pueda ofrecerte la mejor solución a tu estado físico.

Protocolo a seguir en las sesiones de cavitación

Si se prosigue de forma rigurosa el protocolo el tratamiento se efectuará seguramente y eficiente, como todo paciente quiere. El protocolo empieza con realizando un examen de la paciente en situación vertical. Este examen sirve para acotar las zonas a tratar para delimitar meridianamente exactamente en qué unas partes del cuerpo se va a aplicar la radiofrecuencia. El protocolo demanda marcar la piel con un lapicero dermográfico a fin de que a la hora del tratamiento no haya confusiones.

El próximo paso es aplicar un gel sobre la piel. Después se administra la radiofrecuencia. Se hace con una sonda de ultrasonido externa especial, y correctamente esterilizada en frío. La densidad de potencia de emisión continua que se aplica es en general de 3W/cm2.
La elección de la frecuencia de emisión de las sondas depende de la profundidad que se quiere para dicha acción: la profundidad de acción muy superficial va de uno con cinco – dos con cinco cm hasta tres con cinco a cuatro cm o bien más.
Los transductores de presión en la piel han de ser de trece kg y las sondas se mueven con movimientos circulares sobre todo el área a tratar, siempre que este movimiento no se transforme en considerablemente más “suave”, algo que ocurre normalmente tras quince – treinta minutos de tratamiento. Las sondas están diseñadas para asegurar la disipación de calor óptimo sin peligro de sobrecalentamiento de los transductores.
Si bien puede parecer complicado, no debes preocuparte por la radiofrecuencia en tanto que el profesional que te atienda va a estar absolutamente capacitado y va a ser quien decida qué aplicarte en función de tu estado físico.

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Clínica Estética Vicario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: